¿Te gusta el cine y no sabes quién es Alice Guy?

Mujeres Infinitas

Empezamos nuestra sección con la historia de una mujer de imaginación infinita, de curiosidad insaciable y con un amor desmedido por contar historias a través de imágenes.
Os presentamos a: Alice Guy (1873 -1968)
No creas que exageraremos en lo que te vamos a contar acerca de Alice Guy, sino todo lo contrario. Más que excedernos, nos quedaremos cortos, y es que ella fue la primera mujer de la historia que realizó una película y de la que probablemente nunca hayas oído hablar. Fue la primera directora de cine que inició y fundó el cine narrativo que luego pasaría a llamarse cine de ficción, además de ser pionera en efectos especiales y ciencia ficción fílmica. Pero no contenta con todo eso, Guy fue la primera persona que logró ganar dinero y vivir del cine; llegó a rodar mil películas a lo largo de su vida, fundó productoras en Francia, en Estados Unidos y luchó por ser reconocida internacionalmente como directora, actriz y productora.

Trabajó en la Compañía General de Fotografía de Max Richard que luego adquirió Leon Gaumont (inventor francés e involucrado la industria del cine) junto a otros socios ilustres para crear la Compañía Gaumont -uno de los estudios de cine más antiguos del mundo-. Alice empezó a experimentar y a satisfacer su inagotable curiosidad, combinando imágenes en movimiento con arte teatral y con 23 años realizó su primera película, que sería la primera película de la historia del cine, con un título que no nos deja indiferentes: El hada de los repollos. En 1906 filmó La Vida de Cristo, una película de gran presupuesto y 35 minutos de narración, con grabaciones de exteriores y unos 300 actores extras, se trataba nada menos, de la primera superproducción cinematográfica.
En 1910 Alice fundó su propia compañía de producción cinematográfica Solax Company, donde filmó películas de diversos géneros y que protagonizaron varios actores que eran las grandes estrellas del cine mudo del momento.

En general, las películas de Guy contaban con un protagonismo masculino y femenino por igual, trató temas como las paradojas religiosas y culturales e incluía en sus películas personajes de todos los rangos sociales. Sus películas alcanzaron gran éxito comercial, tanto así que facturó lo suficiente para crear su propio estudio en Fort Lee, Nueva Jersey, que llegó a convertirse en una localización muy importante en la historia del cine.

Pero ¿Cómo se explica que Alice Guy no haya pasado a la historia como se merece? Según la autora de la biografía de Guy, Alison McMagan en “Alice Guy Blaché, una visionaria perdida del cine (2008)” en aquella época, los historiadores quisieron excluirla y decidieron otorgar a Georges Meliés el título de “primer director”, haciendo caso omiso al hecho que Guy fue en realidad la primera realizadora cinematográfica.

alice_guy

En 1953 galardonada con la Legión de Honor por el gobierno francés. Cuatro años más tarde, la Cinemateca Francesa le rindió homenaje, pero más tarde la historiografía borró sus rastros que por fortuna fueron recuperados hace unos diez años para que Alice Guy finalmente, pudiera instalarse en el lugar de la historia que le corresponde. Fue Alice quien instaló un lenguaje cinematográfico que tenía que ver con la narración, dando lugar al cine narrativo tal y como se conoce hoy en día. Siempre consideró que el cine era el arte de contar historias.

Imagino viajar en el tiempo y poder sentarme a su lado. Me invaden los nervios. Veo a una mujer menuda, lleva un vestido pomposo pero delicado, pelo recogido y cara reluciente. Alice da pasos cortos dentro de un cuarto de trabajo donde hay una mesa y papeles manuscritos, cámaras de filmar, luz natural y habla sin parar. Es una mujer divertida, inquieta, con cientos de historias que salen a borbotones en su cabeza y que la hacen sonreír unas veces, y reír a carcajadas otras. Una mujer con gran capacidad de trabajo, exigente, proactiva y profundamente comprometida con su vocación. ¡Qué extraordinario sueño, compartir unos instantes con ella!
En 1913, Alice Guy escribió Woman’s Place in Photoplay Production, texto reivindicativo donde denunció la exclusión que estaban teniendo las mujeres en el mundo del cine;


…» No me cabe duda de que el éxito de una mujer, en muchas líneas de trabajo, todavía se ve dificultado por un fuerte prejuicio contra su persona, solo por el hecho de ser mujer, y que realiza un trabajo que ha sido hecho sólo por hombres durante cientos de años. … La mujer, no sólo es tan apta para montar un fotodrama como un hombre, sino que en muchos aspectos tiene una clara ventaja sobre él. …La mujer es una autoridad en las emociones.”

Alice Guy

Con el texto de Guy cerramos nuestra primera presentación, añadiendo, que era una mujer muy especial con una visión claramente feminista, valiente y de una mentalidad sorprendentemente avanzada a su época.
Os transmitimos que hemos disfrutado mucho trayendo a Alice Guy a esta sección, nos hemos quedado con ganas de más, de mucho más, así que os invitamos a que sigáis, no solo descubriendo más acerca de ella, sino que os animamos a que volváis aquí el próximo mes a conocer a nuestra próxima Mujer Infinita de la Historia, de la que no os podemos dar ninguna pista, pero os prometemos que no os dejará indiferentes.
¡Hasta muy pronto!