Son ocho las cofradías que recorren las calles del centro histórico de la ciudad, exhibiendo imágenes nuevas frente a otras muy antiguas restauradas, como el impresionante Cristo de los Doctrinos, símbolo de la devoción de Alcalá desde que apareció la primera imagen, a mediados del siglo XIII.

Algunas cofradías son de este mismo siglo, pero otras, como la de la Virgen de la Soledad se remonta al siglo XVI. En 1998 esta cofradía sacó por primera vez el trono de la Virgen, de 1.200 kilos de peso, a hombros de una treintena de costaleros.

Con el paso del tiempo, las procesiones han ido ampliando sus recorridos por nuevas calles y plazas, todo ello en medio de una multitudinaria participación popular de alcalaínos y visitantes. Cerca de 100.000 personas acuden a contemplar los desfiles procesionales.

El día más importante de la Semana Santa en Alcalá es el de la Procesión General, en la que participan varias cofradías. El centro de la ciudad se llena para ver las distintas procesiones, que se reunen en la plaza de los Santos Niños, donde se encuentra la Iglesia Magistral-Catedral.