Autor del Summa Sumularum

Estudió y fue Catedrático de Dialéctica, Elocuencia y Filosofía en Alcalá. Participó en el Concilio de Trento, fue teólogo del Papa y Canónigo de la Magistral de Alcalá. Aunque seguidor de Aristóteles, da suma importancia a la dialéctica como método de discernir cualquier tema. Su ‘Summa Sumularum’ fue libro de texto en la Universidad y su fama fue tal que en el Quijote dice el cura: »En verdad, hermano, que sé más de libros de caballería que de las Súmulas de Villalpando».