Enmarcada por la Iglesia Magistral, la antigua plaza de Abajo fue el centro de la ciudad durante la Edad Media. La villa de Alcalá se formó de manera radial alrededor de la iglesia de los Santos niños. Dentro de su trazado urbanístico medieval convivirían tres culturas diferentes: la judía, la musulmana y la cristiana. En ella confluían las calles Mayor, Escritorios, Empecinado y San Felipe.

Su configuración actual es relativamente moderna. La amplia plaza surge a finales del siglo XIX como resultado del derribo de una manzana de casas que ocupaba dos tercios de su extensión actual. En un lateral se eleva un monumento que conmemora el V centenario de la entrevista que mantuvo Cristobal Colón con los Reyes Católicos en 1486.

Además de la Catedral-Magistral, en la Plaza de los Santos Niños se encuentran edificios tan emblemáticos como el Antiguo Colegio de las Santas Justa y Rufina o Casa de los Lizana, del que destaca su gran portada renacentista; el Antiguo convento de San Juan de La Penitencia, actualmente conocida como ‘Casa de la Entrevista‘ por el famoso encuentro entre Cristobal Colón y los Reyes Católicos; la Ermita de Santa Lucía, primer ayuntamiento de Alcalá de Henares y la Antigua Casa de Diego de Torres de La Caballería, quien gestionó la denominación del título de Ciudad para Alcalá en 1687.