Podría considerarse el primitivo Ayuntamiento de Alcalá, ya que durante la Edad Media fue el lugar de reunión de los representantes del Concejo.

Su fundación data del siglo XII, aunque el edificio actual, característico del barroco de la ciudad, fue levantado en el XVII. Está construido con fábrica de ladrillo y cajones de mampostería.

La fachada principal de casona alta luce una portada de piedra con arco de medio punto. Sobre ella, dentro de una portadilla a escala, se encuentra la imagen de la santa titular. La planta interior dispone de una sola nave con bóveda de lunetos y cúpula encamonada.

Puede considerarse como el primer Ayuntamiento de la ciudad, ya que fue el lugar de reunión del Concejo hasta el año 1515.